Factores de crecimiento

Factores de crecimiento en granada

factores crecimiento amedproSu utilización mejora y acelera la cicatrización y formación del tejido óseo y de los tejidos blandos. Este método proporciona muy buenos resultados en la aplicación en los diferentes tejidos del sistema músculo-esquelético.

El procedimiento consiste en la extracción de una porción (30 a 100 cc) de sangre del propio paciente a la que se le realiza una preparación especial para extraer las células llamadas plaquetas quienes son las que contienen los factores de crecimiento, como es sangre del propio paciente se eliminan riesgos de rechazo o infecciones cruzadas.

La aplicación de plasma rico en factores de crecimiento, hasta el momento ha conseguido reducir, en algunos pacientes, a la mitad el tiempo de recuperación de lesiones degenerativas, deportivas, etc. 

Se trata de una técnica de autotrasplante que no requiere ingreso hospitalario y actúa favoreciendo los procesos de regeneración celular al aumentar el nivel de IGF-1 en la zona dañada.

Lesiones del aparato locomotor como fracturas óseas, lesiones puntuales del cartílago , úlceras de origen vascular, tendinosis, como antiinflamatorio en cirugía ortopédica, etc. son algunas de las posibles aplicaciones del Plasma Rico en Factores de Crecimiento.El tratamiento estimula y acelera la regeneración (cicatrización) celular con la consiguiente reparación de los tejidos lesionados, observándose resultados de mejor calidad y en menor tiempo, comprobándose avances significativos de hasta un 50% respecto de otros procedimientos para una misma lesión, es decir; el paciente puede acelerar su proceso de recuperación por ejemplo de 12 a 6 meses.

factores crecimiento granadaUsos en Medicina

En los últimos 20 años los factores de crecimiento se han utilizado cada vez con más frecuencia para el tratamiento de una gran variedad de problemas. La realidad nos muestra una gran variedad de aplicaciones posibles de estas substancias, la siguiente lista de indicaciones seguramente crecerá en los próximos meses:

  • Artrosis (Pérdida de Cartílago Articular en cadera, rodilla, hombro, codo, etc.)
  • Lesiones o roturas de tendones ( rotura del manguito de los rotadores del hombro,  rotura parcial del tendón de Aquiles etc.) y Desgarros Musculares
  • Pie Diabético
  • Retardo de Consolidación de las Fracturas
  • En deficiencias de hueso y en casos de aplicación de injertos
  • Fracturas
  • Pseudo artrosis
  • Alargamientos de huesos (Elongación Osea)
  • Defectos Óseos
  • Fracturas Complejas
  • Retraso y/o defectos en la Curación de Heridas
  • Otras aplicaciónes: También se utiliza en Artroscopía, en los  Reemplazos Articulares con Prótesis de Cadera y Rodilla.

 

Mecanismo de Acción

factor de crecimientoEn caso de lesión o degeneración celular los Factores de Crecimiento entran en contacto con las células con potencial para dividirse, estimulan y fomentan su multiplicación para reparar el tejido dañado, así mismo estimulan a las células para especializarse y formar estructuras como:  hueso, piel, músculos, tendones, vasos sanguíneos y todos los elementos de sostén. 

Ya sea por lesión traumática o por  cirugía para reconstruir, la aplicación de Factores de Crecimiento  en forma intencionada  se suma a la función de los Factores de Crecimiento liberados localmente en caso de lesión,  acelerando los eventos para formar todos los elementos de la piel o cualquier tejido lesionado,  disminuyendo el tiempo de recuperación.

En años recientes, diversos estudios han demostrado incluso la efectividad de la aplicación de algunos Factores de Crecimiento en piel sana, con el fin de incrementar todos los  elementos de la piel (mayor cantidad de colágena en sus diferentes tipos, elastina, matriz extracelular, vasos sanguíneos, arterias y venas), produciendo efectos de regeneración celular y rejuvenecimiento facial.

En términos coloquiales, se trata de extraer de la sangre las sustancias especializadas encargadas de la reparación de las lesiones y aplicarlos sobre la zona lesionada con el fin de reducir el tiempo de cicatrización de meses a semanas o de semanas a días.